Las grandes cadenas comerciales a la conquista de Asia

La distribución alimentaria moderna en China y la India
36 págs.

 

 

En las tres últimas décadas de globalización capitalista, un número cada vez más reducido de empresas controlan nuestro acceso al consumo cotidiano. Para millones de personas, la visita a los supermercados o a los hipermercados se ha convertido en la forma más habitual de adquirir comida, ropa, electrodomésticos, aparatos electrónicos y una larga lista de productos que incluyen incluso pólizas de seguros o viajes. La empresa más grande del planeta es la cadena de distribución estadounidense Wal-Mart que registra unos volúmenes de negocio superiores a los de compañías petroleras o de la automoción.  

 

La expansión de estos gigantes empresariales ha sido doble: han diversificado sus ámbitos de negocio introduciéndose en la mayoría de los sectores de venta de productos y servicios (algunas ofrecen incluso líneas de telefonía) y se han extendido por todo el mundo convirtiéndose en empresas globales. Las cadenas de suministro son globales como también lo son los procesos de distribución que buscan clientes potenciales hasta el último rincón del mundo. En esta expansión, hay dos países especialmente atractivos para las grandes empresas de distribución. China y la India son dos de las llamadas potencias emergentes con un fuerte peso demográfico y unas tasas de crecimiento económico especialmente altas. Este documento presenta un estado de la situación de la distribución comercial moderna en los dos gigantes asiáticos y se adelantan algunos de los impactos que cabe esperar de la extensión de este entramado de empresas de venta al público, tanto locales como internacionales.

 

Autor: Albert Sales i Campos

Fecha y lugar de elaboración: Barcelona, diciembre de 2009

 

La publicación puede ser descargada en formato pdf acá abajo.



Informe completo (pdf)
Albert Sales i Campos
36 págs.
PDF - 476.6 KB